review-books-nonf_9_210243c
Georgette Heyer es la reina de la novela histórica y el suspenso. Bueno, según varios portales. Porque con varios de sus libros leídos no la considero así. Es una autora que conocí por casualidad (porque me regalaron el libro con la portada más bonita que poseo actualmente). Y a partir de esta primera lectura, adquirí otros de sus libros.

Ahora bien, Georgette Heyer es una escritora inglesa que en un principio le contaba historias a su hermano menor, y posteriormente decidió publicarlas. Como estudiante de literatura, me llama poderosamente la atención que haya inaugurado lo que actualmente se conoce como Regency Romance  que son novelas ambientadas en el siglo XIX.

Como dato que me parece curioso es que como escritora es que nunca concedió una entrevista porque era muy celosa de su vida privada, y solo se limitó a discutir cuestiones históricas, asimismo, desde 1932 no paró de publicar novelas, año, tras año, de romance, policiales, de suspenso. Por su parte, Heyer nació en 1902 y murió en 1974 y en el mundo literario se le compara con Jane Austin.

Antes de exponer mi conflicto eterno con Georgette Heyer debo decir que quizás sea por las traducciones que he leído. Sus novelas presentan un buen argumento, un variado número de personajes, sin embargo, espero más.

Y ese es mi problema con ella que leo con la intensión de conseguir el punto realmente cumbre ¡y no está! es en cierto sentido, lineal. Y aunque en el momento te sientes -ligeramente- atrapado, una vez finalizada la lectura la olvidas sin más.

Entonces, me gustan sus libros a sabiendas que el final será un poco insulso, es que parece que todo se resuelve con prisa. En La indomable Sophia, aunque me agrada Sophia, siento que este personaje no evolucionó demasiado, además, necesito una continuación del libro.

En fin, que Heyer tiene más de 40 novelas y yo las seguiré leyendo hasta encontrar una que realmente me impresione. Porque a Georgette le falta pasión.


En Venezuela la editorial que publica estas novelas es Salamandra. Y sus portadas son realmente hermosas.

Anuncios