libros hablanlasletras reseña

Siempre he sido una de las detractoras a ese debate de literatura buena versus literatura mala, clásica versus juvenil. De hecho, me he caracteriza por leer todo (aunque poco para la cantidad de libros que quiero y estoy segura que he leído menos que tú que lees este post) pero aún así reviso mi biblioteca y veo, inconscientemente relegados libros que en su momento disfruté leer y que hoy… ¿No son aceptados por la élite intelectual?  Entonces acá estoy, escribiendo, para admitir mis guilty pleasure, después de todo, puedo afirmar que tú también los tienes. 

1.- Saga Crepúsculo – Stephanie Meyer. 

No recuerdo cómo fue que llegué a esta saga, pero recuerdo que después de leer el libro inmediatamente salí a comprar el DVD para ver la película, posteriormente me leí los libros siguientes… Y una vez que los terminé los leí de nuevo, después pensé que este no era el único libro que podía existir, recurrí a mi fiel amigo Google y busqué “libro de vampiros” y así
es como hasta la fecha leo diariamente.Es decir, desde siempre he leído pero a partir de ahí descubrí que existía un universo literario. Guilty pleasure total. 

2.- Saga Medianoche – Claudia Gray.

Fue una saga que llegó a mi vida a partir de leer Crepúsculo. Salvo que esta la leí una sola vez, pero esperé (por meses que sigo recordando como una espera de décadas) a que salieran las continuaciones, de hecho, a principios de años leí Balthazar de la misma autora quien es uno de los personajes de la saga Medianoche. Y planeo leer la novela que recientemente fue publicada.

3.- El diablo viste de Prada – Lauren Weisberg.

Leía, como de costumbre, blogs de reseñas cuando me enteré que exista un libro de la película. No dudé y lo leí. Me gustó. A la fecha me sigue gustando. Y también leí la segunda
parte aunque no me parece tan genial como la primera. Es mi guilty pleasure en ¡todos! los sentidos. O sea, moda, maquillaje, marcas, empresas, más moda, zapatos. Lo siento. Es irresistible para mí. De hecho, este libro está enmarcado en un “nuevo” género literario denominado Chick lit y sí, adivinaron, me encanta.

4.- 50 sombra de Grey – E. L. James.

Debatí mucho colocar este libro aquí puesto que no es mi guilty pleasure, es
solo que tiene críticas tan fuertes, los fans son fans y los haters son haters, ambos radicales, y para mí fue una lectura que no recomendaría, ni leería, tampoco odié, la verdad es que llegué hasta 50 sombras liberadas esperando algo más. En serio, es que eso no podía ser tan soso… Y me equivoqué. Al final, decidí incluirlo porque aunque sé que va a ser decepcionante terminando cayendo en las redes del comercio editorial, como muestra un botón:
sorpréndeme. 

5.- Los caballeros las prefieren brutas – Isabella Santodomingo. 

Este es el más difícil de admitir… Digamos que, era adolescente, la serie me gustaba, me estaba descubriendo. Ahí, ya está. Esperaba encontrar una respuesta. Resulta que, no me atrevía a comprarlo hasta que me lo regalaron e intenté hacerlo una biblia y obviamente fracasé en el intento. Hoy en día es un recuerdo. 

Pues bien, por ahora estos son mis guilty pleause que estoy dispuesta a compartir, no olviden escribir en los comentarios los suyos que sufrir en grupo es más divertido. Para finalizar con broche de oro y siguiendo con los placeres culposos, dejo este vídeo que en su momento escuché bastante.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios