La reina de las nieves es una historia escrita por Hans Christian Anderson, publicada en 1845. Es una historia que decidí leer porque vi una referencia a este cuento en Once Upon a Time. Asimismo, me enteré que inspiró la película Frozen. El libro está dividido en siete capítulos y es realmente fácil de leer. La lucha contra la nieve es una metáfora a lo que internamente sentimos y reflejamos. La sinopsis es la siguiente:

La reina de las nieves hablanlasletras

La Reina de las Nieves es una maravillosa historia en la que se enfrentan el poder, la inocencia y el amor. Utilizando simbolismos deliciosamente originales, Hans Christian Andersen logra exponer en su relato la verdadera naturaleza del pecado y sus efectos engañosos en nuestras vidas. Y es el amor, un amor firme y constante quien, en el desarrollo del relato, de una forma enternecedora y no exenta de humor, sale vencedor en un hermoso final. Un delicioso cuento que cautivará la imaginación de niños y adultos.

La historia

Un troll y el diablo realizan un espejo que refleja la maldad de quien se ve en el mismo. Un día, este espejo se rompe en millones de partículas que se expanden por todo el mundo y cuando una de estas partículas se incrusta en el ojo o en el corazón de alguien se transforma completamente en alguien “malo”. El portador se olvida del amor, de los suyos y de la amistad. Y es eso precisamente lo que le sucede a Kay (secuestrado por la Reina de las nieves) pasado un tiempo todos lo dan por muerto… todos menos Gerda y es así como empieza a desarrollarse la historia.

Los personajes

Me hubiese gustado conocer más sobre La reina de las nieves tiene esta capacidad de transmitir ser un personaje poderoso pero aún así quedé llena de dudas. Por su parte, Kay y Gerda son dos niños absolutamente maravillosos.

Otro de los personajes que odié al principio pero luego me dije “bueno, no está mal” es la hija del bandido. Realmente toda la familia me resultó desagradable pero el gesto que ella tiene con Gerda calentó un poco mi congelado corazón. 

En definitiva… es una historia que vale la pena ser leída.

Por cierto, no he estado al 100% en el blog… Y aquí el motivo.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

 

Anuncios