Acabo de leer Elsa, despierta de Fina Lucas y editada por Luhu. Es una obra que me sorprendió bastante porque no esperaba leer lo que leí. Ni encontrarme con los personajes que me encontré. Trata sobre la manera en la que podemos cambiar lo negativo que nos rodea. 

Elsa, una joven extrovertida e inocente, tiene que lidiar diariamente con las impertinencias de su jefe. Una mañana, tras haber tenido un sueño inquietante y revelador, decide acudir más tarde al trabajo.

Tomar esa decisión desencadena una serie de acontecimientos que marcarán un antes y un después en su vida, transformando para siempre esta y la de aquellos que se encuentran a su alrededor.

Es una novela con la que tengo sentimientos encontrados porque se aleja totalmente de mis géneros literarios favoritos. Sin embargo, me gustó. Salvo quizás por detalles de escritura que sacan mi lado TOC, es decir, los personajes se ríen “ja, ja, ja”. ¡Con espacios!

Un punto fuerte es que posee personajes LGBTI e incluyendo elementos fantásticos nos habla de encontrarnos a nosotros mismos. 

Además, posee bastante información sobre la mitología hindú. En cuanto a los personajes, todos tienen una razón de estar en la vida de Elsa y la vida de todos cambia de manera significativa.

En relación a la autora, Fina Lucas Marco nació en el año 1973 en la ciudad de Elche (Alicante) donde reside actualmente.

Ha compaginado ambas aficiones con su trabajo, haciendo de la escritura su segunda profesión, y ha escrito infinidad de reflexiones y poemas, siendo Elsa, despierta su primera novela y obra publicada.

 

Anuncios