The night circus es una historia escrita por Erin Morgenstern cuya premisa es la competición de dos jóvenes magos que han sido entrenados durante toda su vida para participar en un desafío en el cual las reglas están poco claras.

Es un libro con una historia descrita a un nivel magnifico porque eres capaz de contactarte con las emociones y los sentimientos de los personajes. Asimismo, te mantiene en incertidumbre durante todo el libro lo que hace que quieras leer y leer para saber qué pasa a continuación.

The night circus plantea una guerra de magos bastante original que recomiendo si te interesa leer fantasía.

El circo llega sin avisar.
No viene precedido de ningún anuncio, no se cuelga cartel alguno en los postes o vallas publicitarias del centro ni tampoco aparecen notas ni menciones en los periódicos locales. Sencillamente, está ahí, en un sitio en el que ayer no había nada. Abre sólo de noche y no es un circo cualquiera…
Le Cirque des Rêves, pues ése es su nombre, es en realidad el escenario de una feroz competición: un terrible duelo entre dos jóvenes magos, Celia y Marco.

La guerra o el desafío que se le presenta a los jóvenes es totalmente distinto porque no involucra armas o sangre. Más bien se trata de estimular los sentidos cuyo escenario principal es el circo y es ahí cuando se desarrolla las personalidades y distintas cualidades y capacidades de las personas que de una u otra manera se encuentran inmiscuidas.

Erin Morgenstern crea un mundo donde las historias se entrelazan y vemos cómo se pasa del pasado al presente lo que constituye un ligero desconcierto porque al principio no se aclara perfectamente la línea de tiempo.

Por si les interesa, les dejo el book trailer hecho por fans:

Tengo la sensación de que hay una segunda parte de este libro pero no creo que lo vaya a leer porque ¡ya no quiero seguir leyendo fantasía!

Por su parte, con la lista de libros para leer durante racionamientos  no he tenido suerte porque no me han encantado y me han dejado bastante que desear. En el caso de Neverwhere lo dejé a la mitad ¡sí, abandoné el libro! porque me resultaba bastante pesado y al momento solo recuerdo “ratanoparlante” y me altera los nervios. 

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios