Desde hace varias semanas tengo la sensación de que quiero volver a escribir en Hablan las letras, escribir sobre los libros que voy leyendo, seguir escribiendo sobre Marketing, cursos y acerca de todo lo que hago para apegarme a la poca civilidad y cultura que queda en Venezuela. Sin embargo, no me animaba. No me terminaba de decidir ¿Cómo empiezo este post? ¿Hablaré de lo mismo? Quizás porque no sea la misma.

Revisé minuciosamente todo lo que escribí durante un año, debo decir que, con bastante disciplina, y me encontré que aunque me reconozco en las letras tengo otra visión de la literatura como vida personal, hobby, amor y profesión. Así, estructurados en cuatro elementos pero lo que realmente quiero decir: en las letras como mi esencia.

Estuve revisando las estadísticas, también. Me sorprende que gente siga leyendo este espacio a pesar de que desde hace un año no se actualice. ¡Gracias! Por eso escribo este regreso a modo de actualización. Tengo la inquietud de escribir sobre lo que hice en estos meses, supongo que a medida que pase el tiempo me sinceraré con esta hoja en blanco. De confesar que mi intención hoy era escribir sobre mi vida freelance. 

¡Nos leemos en la próxima entrada!

1453695692_twitter 1453695710_instagram 1453695698_pinterest

Anuncios